¿Qué hay con las mujeres cerrajeras? – Candle wood lake

¿Qué hay con las mujeres cerrajeras?

candado-1533746Los clientes en general tienen un ideal en sus mentes sobre el experto que instalará las cerraduras de su casa o negocio, y es el de un individuo alto y fornido que tenga la pericia necesaria para desempeñar su oficio.

Si, se trata del típico cerrajero fortachón al que no se le resiste ningún tipo de cerradura, ya sea para montarla o desinstalarla, pero con lo que no cuentan muchos es que, los tiempos cambian.

Cuando requerimos a un especialista de esta índole, lo que hacemos es llamar a las redes de cerrajeros sin saber qué tipo de profesional vendrá a nuestra casa y cuando nos percatamos, notamos que se trata de una mujer cerrajera.

Algunos tomarán de forma normal este hecho, mientras que otros se preguntarán si estas profesionales de la cerrajería disponen del talante suficiente para realizar trabajos de esta clase.

Lo más sensato que pueden hacer los clientes es dejar los prejuicios a un lado, pues el hecho de que una mujer cerrajera acuda a un entorno para realizar su trabajo, puede dejar perplejo a más de uno.

Las razones de la presencia de una mujer cerrajera

En primer lugar, no todas las labores de cerrajería requieren de la aplicación de la fuerza bruta, pues entre las facultades que deben tener las mujeres cerrajeras, se encuentran la motricidad y orientación espacial.

Este tipo de atributos son necesarios a la hora de reparar una cerradura, abrir una puerta, duplicar llaves y extraer llaves partidas de los cilindros.

Por supuesto, cuando se trate de labores más exigentes, las redes de cerrajeros en badalona tendrán que enviar a un cerrajero de género masculino pues, ciertamente hay tareas que se encuentran fuera del alcance de las mujeres.

No se trata de subestimar la labor de las mujeres en la cerrajería, pero es indispensable que las empresas ayuden a preservar su salud y permanencia en un oficio que posiblemente les apasione.

Mujeres cerrajeras que se dan a respetar

A diferencia de los hombres, las mujeres suelen llamar mucho más la atención debido a que sea cual sea el oficio que desempeñen, estas suelen ir arregladas a su estación de trabajo.

Esto posiblemente pueda ocasionar que llame la atención de algunos clientes y uno que otro compañero de trabajo, pero es necesario recalcar que en la cerrajería existen ciertos códigos de ética profesional.

Cuando se trata de que un cliente intente abordar a una mujer cerrajera, la profesional en cuestión tiene todo el derecho a defenderse y tomar acciones pertinentes, en función de la gravedad de la situación.

Ahora bien, si hablamos de compañeros de trabajo que traten de hostigar a estas expertas en seguridad, el acoso laboral se encuentra contemplado en la legislación, y este puede ser penalizado de diferentes maneras.

Así que si eres mujer y te gusta el oficio de la cerrajería, debes saber que cuentas con todas las garantías para darte a respetar, y si eres hombre, considera que trabajas con una profesional digna que merece respeto.