¿Para qué sirven las ganzúas? – Candle wood lake

¿Para qué sirven las ganzúas?

Existen varios tipos de ganzúas y no están diseñadas así por capricho, sino para cubrir una necesidad mecánica. Están pensadas para ser una extensión de las habilidades de los cerrajeros del Raval frente a los  cilindros sencillos, más complejos y de seguridad.

Lamentablemente aún no existe la cerradura que sea considerada como infalible, aunque de ser creada estaríamos frente un nuevo temor para la sociedad, una cárcel sin salida o habitaciones totalmente secretas e inalcanzables.

Cada punta de una ganzúa tiene un sentido que sirve para cumplir una función, pensadas en los mecanismos internos de las cerraduras. Los cerrajeros cerrajerospalleja.com.es realizan incontables intentos para conocer cómo funciona una cerradura y lograr abrirla sin daño y en el menor tiempo posible la cerrajería.

Toda ganzúa se acompaña de una herramienta llamada tensor, que sirve de soporte para maniobrar con la ganzúa dentro del cilindro. Su eficiencia dependerá de las habilidades del cerrajero y del conocimiento que tenga sobre cada tipo de cerradura.

Las formas de las Ganzúas

Las formas más básicas de las ganzúas son los rombos, redondas y  gancho.  Para una de estas formas existen variaciones como el medio rombo, cilíndricas o ganchos más largos o cortos según la necesidad que se presente.

Aunque ya existen juegos de herramientas comercializadas, en estuches con otras pinzas de apoyo, los delincuentes pueden improvisar las ganzúas con casi toda las cosas que se consigan en el ambiente, desde el rayo de una bicicleta o un gancho de cabello, lo que realmente importa para abrir la cerrajería es la como se usan las ganzúas y la certeza de como están dispuestos los pernos en la parte interna de la cerradura.

Los cerrajeros solo deben ser habilidosos con el uso de las ganzúas, sino también deben estar informados día a día con los métodos de robos para ir sugiriendo medidas de seguridad y la instalación de cerrajería adecuada para cada tipo de infraestructura y usuarios.

Técnica de Spool, perno a perno

El principio de esta técnica es que cualquier cerradura es vulnerable, siempre existe una manera para abrirla, ninguna cerradura es infalible. Hacer coincidir los pernos con mucha paciencia, cualidad ineludible de los cerrajeros.

En esta técnica se debe aplicar un poco de tensión en la cerradura hacia el lado de la apertura. La manipulación de la ganzúa será efectiva cuando el perno que traba el mecanismo se alinee con el rotor para que se desbloquee la cerradura.

Es muy difícil que al primer intento se consiga liberar el cilindro, esta técnica se deberá repetir las veces que sean necesarias hasta conseguir la apertura sin dañar la cerradura.

 Técnica Raking o de Rastrillado

El ganzuado tiene su ciencia y este se basa en como aproveches la forma de las pinzas para liberar el cilindro. El rastrillado es una de las técnicas más sencillas que no requiere tanta práctica donde es idóneo usar una ganzúa de gancho.

La idea es ir pasando la ganzúa por todos los pernos, de forma que hundamos todos un poco y que los que estén más trabados no lleguen a bajar del todo.