Accidentes con las puertas: ¿cómo evitarlo? – Candle wood lake

Accidentes con las puertas: ¿cómo evitarlo?

Los accidentes están por todos lados. Es una victoria pasar medio día sin que suceda un pequeño accidente. Por ello es que se deben ser preventivos para aplicar medidas, porque es lo mas seguro que suceda. Pero al hablar de cerraduras y cierres, hay que ser mas pertinentes con esto.

Porque no solo se trata de resolverlos porque si, sino que nuestra integridad esta en peligro o en tal caso nuestro bienes. ¿Cómo es eso? Pues si nuestra puerta no puede cerrar correctamente, definitivamente no podemos dejar la casa sola para ir al trabajo, a la tienda  o de paseo, a menos que no te importe lo que se puedan robar.

También si te quedas encerrado y no tienes como comunicarte con alguien mas para que te rescate. Tendrás que esperar a que alguien toque a tu puerta para pedir ayuda. También dejara una puerta dañada con bisagras desatornilladas pueden terminar por caerte encima la puerta cuando menos lo esperes.

Por estas situaciones ilustradas, u otras miles que pueden suceder con tus elementos de protección y seguridad vale la pena mantenerlas en buen estado. Los cerrajeros profesionales tan disponibles en varios puntos para acudir en cuanto sea necesario en calidad e emergencia, aunque lo ideal seria que las prisas no fuesen el detonante del servicio sino la prevención de fallas en la cerrajería.

Manillas rotas

Lo mas seguro que suceda con una puerta que se usa mucho durante el día, es que se desajuste todo el tiempo. Puedes mantener algunas herramientas manuales como destornilladores o pinzas para ajustar la manilla a la puerta.

Cuando el escudo protector baila en la manilla, puede terminar doblado su mecanismo interno y desarmándose cuando reciba un gran portazo o con la fuerza física de alguien. Los ladrones no son los únicos que rompen las cerraduras, puertas o algún otro elemento de la cerrajería.

El uso diaria las puede llegara a desgastar, desajustar, o la corrosión puede hacer que algunas soldaduras se despeguen y allí es cuando hace falta la intervención de un buen cerrajero. Parece algo insignificante pero es fundamental para que una cerradura permanezca en buen estado.

Cierre accidental

Para evitar los cierres accidentales es mejor contar con cilindros mas modernos. Las cerraduras antiguas no tienen sistemas de doble embrague que permite abrir desde adentro y desde afuera aun cuando la llave esta al otro lado.

Las abuelas acostumbraban a dejar la llave al otro lado para evitar que alguien pudiese abrir, no solo los ladrones si no también familiares. Esta condición mas que un beneficio podía ser todo una pesadilla si las llaves se quedaban dentro, por ello es mejor instalar cilindros modernos que nos ahorra muchos dolores de cabeza.

Bisagras desalineadas

No hay cosa mas peligrosa en un establecimiento, que abrir una puerta y que esta nos pueda caer encima porque las bisagras se mueven por falta de soldadura o de atornillamiento. Mas si se trata de puertas de gran tamaño o de materiales pesado. Estas son acciones pequeñas que reducen accidentes muy graves. Manos a la obra, para disminuir problemas pequeños con consecuencias mayores.